Suscribete via Email

Seguir en twiter




La máxima felicidad de una pareja casada ocurre durante los dos primeros años de su matrimonio, según datos de un estudio reciente.

Ansiamos ser felices. Es la segunda meta de todo ser humano después del propio hecho de sobrevivir. Ser felices nos hace más sanos, más productivos, más creativos… pero la felicidad dura poco. La felicidad de los recién casados o de aquel que ha logrado un aumento de sueldo se agota en dos años.

Lo asegura la psicóloga social Sonja Lyubomirsky que ha participado, en Buenos Aires, en el Simposio Vida Activa y Saludable de la Serie Científica Latinoamericana. Según Lyubomirsky, los seres humanos tenemos una gran capacidad de “adaptación hedonista”, que consiste en acostumbrarse a todo lo positivo que nos ocurre.

“La felicidad provocada por estos eventos suele expandirse por algún tiempo, la ciencia calcula un máximo de dos años, después la felicidad disminuye y se tiene que buscar otro estímulo que vuelva a dispararla”, afirma.

 Esa adaptación permite explicar también, según Lyubomirsky, los resultados de un estudio que reveló que las personas que expresan agradecimiento una vez a la semana son más felices que las que dan las gracias frecuentemente: “Cuándo se agradece tantas veces a la semana parece que se vuelve un hábito y entonces ya no te sientes tan feliz”.

Lyubomirsky, profesora de Psicología en la Universidad de California, en Riverside, asegura que “ser feliz es algo así como un deseo universal”. La felicidad, explica, tiene grandes beneficios para la salud, entre ellos la mejora del sistema inmunológico y una mayor resistencia hacia el estrés y el trauma. 

“Las personas más felices tienen menos riesgos de padecer ataques cardiovasculares o infartos, además de tener menos posibilidades de morir de distintas causas que van desde lo orgánico hasta accidentes de autos”, agregó.

Las ventajas de ser una persona feliz se extienden también a los ámbitos laboral y afectivo, opina Lyubomirsky al señalar que quienes gozan de esa característica tienen mejores trabajos y sueldos, son más productivos y creativos y tienen más amigos, apoyo social y más posibilidades de casarse y tener buenos matrimonios. 

De acuerdo a sus investigaciones, “las personas que se denominan a sí mismas felices son también las más activas”. “Una vida activa es una medida infalible para en mantener el organismo en estado funcionalmente estable y fortalecido”, continúa

Realizar actividad física y hacerlo motivados y no por obligación, mejora nuestra felicidad, pero esta tiene también una fuerte base genética, advierte Lyubomirsky. “Nacemos con una predisposición hacia la felicidad, uno puede tener por ejemplo varios hijos y observar que algunos son más naturalmente felices que otros”, apuntó.

“La genética determina la felicidad en un 50%, sin embargo, además del 10% que juegan las circunstancias externas o el contexto, un 40% de nuestra felicidad está determinada por actividades intencionales, acciones que llevamos adelante intencionalmente para sentirnos más felices”, detalla.

Conocidos estos porcentajes, la experta –autora de los libros La ciencia de la felicidad y Los mitos de la felicidad– invita a fijarse objetivos que queremos conseguir y centrarse en ese 40% que está en nuestras manos para conseguir la tan anhelada felicidad y los múltiples beneficios asociados a ella.



Una investigación reciente encontró que las parejas que fuman mariguana con mayor frecuencia tienen menos conflictos y casos de violencia doméstica.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Búfalo, apareció en la versión en línea de la revista especializada Psicología de Conductas Adictivas.

Analizando la convivencia de 634 parejas durante sus primeros 9 años de matrimonio, el estudio encontró que las parejas que fuman mariguana 2 o más veces al mes reportaron menos casos de violencia perpetrados por los maridos.

El uso de mariguana por parte de los maridos también arrojó menos casos de violencia entre parejas iniciado por las esposas.

De acuerdo a la investigación del Instituto de Investigación de Adicciones de la Universidad de Búfalo, los hallazgos sugieren que "el uso de la mariguana sugiere menores niveles de agresividad hacia la pareja en el transcurso del próximo año", lo cual evitaría casos de violencia doméstica.

Una teoría sobre este nuevo descubrimiento indica que las parejas que usan la yerba comparten muchos valores similares y círculos sociales, esta similaridad es responsable de reducir la presencia de un posible conflicto.
Dos personas mayores, él viudo y ella viuda, se conocían hacía varios años.
Una noche hubo una cena comunitaria en la Casa Club. Los dos sentados en la misma mesa, uno frente al otro.
Durante la comida él la miró y la miró admirado y finalmente juntó el coraje para preguntarle:
–”¿Quieres casarte conmigo?”
Después de unos segundos de “cuidadosa consideración”, ella respondió:
– ¡Sí! Sí, acepto!”
La comida terminó y, luego de algunos intercambios agradables de palabras, se fueron a sus respectivos hogares.
A la mañana siguiente, el despertó preocupado y dudoso de la respuesta. “¿Dijo sí “o dijo no’?
No podía recordar. Lo intentó y lo intentó, pero simplemente no recordaba, no tenía ni siquiera una vaga idea; inquieto, fue al teléfono y llamó a su amiga. En primer lugar, le explicó que su memoria no era tan buena como solía serlo.
Luego le recordó la noche hermosa, que habían pasado y con un poco más de coraje, le preguntó:
– “Cuando te pregunté si querías casarte conmigo, ¿dijiste que sí o que no?”
Él quedo encantado al oírla decir:
–”Te dije que sí, ¡que sí!, acepto y lo dije con todo mi corazón.”
–”Y estoy muy feliz de que me llamaras, no podía recordar quién me lo había pedido.”


La verdad no estoy muy bien enterado de cómo se maneja el programa ese de “Oportunidades” pero creo que se les da una ayuda a familias de escasos recursos. El “Hazme el rechingado favor” viene cuando una funcionaria (no sé si sea enfermera o botarga de vaca) pide dinero a las señoras y les condiciona unos sellos. ¿Entonces cuál y para quién es el beneficio de la madre esa de “Oportunidades”?


Chicharito, Messi, C.Ronaldo y Neymar al puro estilacho. Envió esta fotografía que encontré por las calles de mi Manzanillo querido en el estado de Colima, espero sea de su agrado.


En Tulancingo, Hidalgo, una clínica particular acaba de rotular una de sus ambulancias con este curioso aviso comercial que me hizo exclamar ¡NOLAchinguen! ¡Picando una nacha más a domicilio


En cuanto records se refieren, estamos acostumbrados a romper los records de la enchilada más grande, o la rosca de reyes o cualquier otra pendejada de ese tipo. Pero los Alemanes si saben escoger los records que valen la pena, sobre todo cuando se trata de lo exquisito que resulta una buena cheve fría. Estos si son records que valen la pena.


Con las redes sociales tenemos la facilidad de ser testigos de cómo gente locochona rompe o crea récords haciendo lujo de peculiares habilidades… unos impresionantes, otros no tanto… unos nomás nos hacen preguntarnos ¿y yo por qué no?… pero esto sin duda no tiene par.
Un verdadero récord es el que ha logrado el alemán Oliver Struempfel, un mesero por el que todos los bares están en aguerrida puja por hacerse de sus servicios… ¿la razón? el genio puede caminar 40 metros con 27 tarros cerveza en mano… cada uno con un litro del fermentado néctar.
Para conseguir tal proeza el buen Oliver tuvo que darle duro al gym, además de tener una poderosa concentración, ya que cualquier descuido podría ser fatal… los tarros como sea, pero ¿y el chupe?
Y Dios pobló la tierra con espinacas, coliflores, brócolis y todo tipo de vegetales para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse
y llevar una vida sana.
Y Satanás creó McDonald’s,
y MacDonald’s creó el Big Mac.
Y Satanás dijo al Hombre:
-¿Lo quieres con patatas y Coca Cola?
Y el Hombre dijo:
-Sí y en tamaño grande.
Y el Hombre engordó.
Y Dios dijo:
-Haya yogurt para que la Mujer conserve la silueta
que he creado con la costilla del Hombre.
Y Satanás creó el chocolate.
Y la Mujer dijo:
-Con almendras.
Y la Mujer engordó.
Y Dios creó las ensaladas y el aceite de oliva.
Y vio que estaba bien.
Y Satanás hizo el helado.
Y la Mujer dijo:
-De nata y fresa.
Y la Mujer engordó.
Y Dios dijo:
-Mirad que les he dado frutas en abundancia,
que les servirán de alimento.
Y Satanás inventó los huevos con chorizo.
Y el Hombre dijo:
-Y con Panceta.
Y el Hombre engordó y su colesterol malo se fue por las nubes.
Y creó Dios las zapatillas deportivas y el Hombre decidió correr para perder los kilos de más.
Y Satanás concibió la televisión por satélite
y agregó el mando a distancia para que el Hombre no tuviese que cambiar de canal con el sudor de su frente.
Y el Hombre dijo:
-Y quiero una cervecita.
Y el Hombre aumentó de peso.
Y Satanás dijo a la Mujer:
-Son apetecibles a la vista del Hombre unos aperitivos.
Y la Mujer le acercó al Hombre papas fritas, palitos salados, cortezas, más chorizo y otra cerveza.
Y el Hombre, aferrado al mando a distancia,
comió los aperitivos, que eran abundantes en colesterol.
Y vio Satanás que estaba bien.
Y el Hombre llegó a tener las coronarias obstruidas.
Y dijo Dios:
-No es bueno que el Hombre tenga un infarto.
Y entonces, creó el cateterismo y la cirugía cardio-vascular y las unidades coronarias.
Y Satanás creó… El Seguro Social.
Y, ya cansado, dijo Dios:
-¡ANDA Y QUE OS DEN POR CULO A TODOS!
Y creó a los politicos.
Y en eso andamos



El siguiente video fue filmando por las cámaras de video vigilancia de un camión de transporte público de la Zona Metropolitana de Guadalajara y muestra el momento en el que un ladrón se sube a la unidad para asaltar al chofer.
El ladrón se dirige directamente al chofer del camión exigiéndole el dinero pero el chofer se niega y le dice que no tiene dinero por lo que el ladrón comienza bruscamente a buscar el dinero. Con lo que no contaba este ladrón es que el chofer se armara de huevos y con una patada lo aventara del camión. El ladrón intenta reaccionar y se ve como quiere sacar algo de sus ropas (presumiblemente un arma) pero el chofer reacciona más rápido, le cierra la puerta del camión y se arranca del lugar. Ningún pasajero intervino para ayudar al chofer.



En Guasave, Sinaloa, una ciudadana llego a la oficina de transito de la localidad para tratar de resolver su problema después de sufrir un accidente de auto. La ciudadana se presentó en horas laborales y pidió hablar con Manuel Moreno Blanco, director de tránsito de la localidad. Sin embargo, la secretaria del funcionario le dijo a la ciudadana que el servidor publico no se encontraba en su oficina.
Decepcionada la ciudadana se armó de paciencia y decidió esperar al funcionario afuera de sus oficinas. En eso estaba la ciudadana cuando una secretaria abrió la puerta del Director de Tránsito y resulta que el funcionario ahí estaba dentro de su oficina haciendo buey, sentándote cómodamente en su silla viendo una película en la televisión esperando a que llegue la siguiente quincena para seguir cobrando sin hacer nada.
La ciudadana alcanzo a tomarle una foto al huevón servidor público que estaba muy entretenido viendo la película, La Máscara. Tal vez si la ciudadana hubiera llevado palomitas hubiera podido hablar con el funcionario mientras veían la película,